Según una encuesta1 del Pew Research Center en el 2013 de adultos LGBTQ mayores de 18 años, en general el 54% dicen que “todas o la mayoría de las personas importantes en su vida saben que son LGBT”. No todos los jóvenes salen del clóset con sus familias. Considere que su hijo(a) que le ha revelado su orientación sexual o de género a usted muestra:

  • un deseo de ser honesto(a) con usted.
  • confiar en usted como padre o madre y confidente seguro.
  • un deseo de tener una relación más cercana con usted.

Es posible que usted y su hijo(a) no tengan sincronía durante esta jornada. En general, los jóvenes LGBTQ consideran su identidad por años. Una segunda encuesta del Pew Research Center2 muestra la edad media en la que los adultos LGBTQ pensaron que eran “algo distinto a los heterosexuales” era a los doce años, y “primero salieron del clóset con un amigo cercano o un miembro de la familia” a la edad media de los veinte años. Sin embargo, los jóvenes salen del clóset a edades más tempranas cada vez más. En 1991, la edad media en la que los jóvenes salían del clóset era a los 25. En 2010, la edad promedio era a los 16 años.3

“Nuestra hija ha abierto mis ojos en diferentes formas y a diferentes maneras de pensar en la vida. Yo creo que el ser capaz de aprender de ella es algo positivo. No lo cambiaría por nada del mundo. Me siento emocionada. Es un privilegio y un placer que jamás hubiera anticipado cuando tuvimos a nuestros hijos”

~
Anónimo

MADRE DE UNA HIJA LESBIANA